BIBLIOGRAFÍA

TEXTOS OPORTUNOS

-Baczko, B. Los imaginarios sociales. Memorias y esperanzas colectivas. ED. Nueva Visión, 1988.

-Devoto F, y Madero, M. Historia de la Vida Privada en la Argentina. La Argentina entre multitudes y soledades. De los años treinta a la actualidad. ED. Taurus, 1999.

-Chartier, R. El mundo como representación. Historia cultural: entre la práctica y la representación. ED. Gedisa, 1999.

-Hobsbawm, E. Gente poco corriente. Resistencia, rebelión y jazz. ED. Crítica, 1999.

-Romero, J.L. Latinoamérica, las ciudades y las ideas. ED. Siglo XXI, 1976.

-Romero, J. L. y Romero, L. A. Bs. As. Historia de cuatro siglos. ED. Altamira, 2000.

ARCHIVOS

1-Hemeroteca “José Hernández”. Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
http://www.legislatura.gov.ar/hemeroteca.

2-Biblioteca del Congreso de la Nación Argentina.
http://www.bcnbib.gov.ar

3-Biblioteca Nacional. Sección Hemeroteca.
http://www.bn.gov.ar/hemeroteca

4-Biblioteca Central “Prof. Augusto Raúl Cortazar” FFyL (UBA).
Sección Diarios y Revistas.

5-Archivo general de la Nación (AGN).
http://www.mininterior.gov.ar/archivo

6-Biblioteca Teatral de ARGENTORES.
http://www.argentores.org.ar

TEMAS DESARROLLADOS

1. Arte y Economía.

Años 30. Benjamin empieza sus análisis sobre “la autonomía del arte”, hace una crítica a Disney que en ese momento estaba en auge.

Años 40. Adorno y Horkheimer en “Dialéctica del Iluminismo” hablan de Hollywood.

Años 60. U. Eco escribe “Apocalípticos e integrados”: resume las dos visiones, pues para los Integrados la “cultura de masas” es algo positivo, comparable al desarrollo de la imprenta en su momento (siglo XVI); los Apocalípticos por su parte consideran que el avance del capitalismo no deja mucha salida, un terreno más donde el capitalismo terminó subsumiendo e imponiéndose. Los apocalípticos son justamente Adorno y Horkheimer. Ellos tuvieron la virtud de alertar sobre un fenómeno que estaba en forma incipiente, pero su visión no deja de ser estática, lo cual en parte se explica por el momento histórico en que escriben (1948). El mundo acababa de terminar la Segunda Guerra, se salía de un periodo de situaciones revolucionarias, las vanguardias artísticas iban desapareciendo, etc.

2. Cultura

Raymond Williams.

Durante la segunda posguerra:

Emerge una nueva idea de cultura ligada a un “acceso de la muchedumbre a espacios de Participación”.

Rechaza el punto de vista de “masa” en referencia a la cultura contemporánea, evidenciado en expresiones omnipresentes: cultura de masas, comunicación de masas, política de masas. El tema es que la problemática de las masas es siempre “una forma de ver”, una perspectiva: “De hecho, no hay masas: hay sólo maneras de ver a la gente como “masas”. Por lo general “muchedumbre” siempre asociada con falta de gusto o manipulación, es decir: “una amenaza a la cultura”. Hay de tal modo una manera de ver a otra gente, que se ha vuelto característica de nuestro tipo de sociedad, ha sido capitalizada para los propósitos de la explotación política o cultural.

Enfatiza el carácter abierto del proceso histórico: si bien la creación de una tecnología determinada obedece a intenciones sociales previas de un grupo dominante, esto no quita que esta tecnología sea aprovechada por otros sectores. Señala a la tecnología comunicativa como el efecto de nuevas prácticas y necesidades sociales que se van constituyendo a partir de la Revolución Industrial.

Las nuevas tecnologías actuarían sobre “estructuras previas”, por ejemplo: la familia. Así el núcleo familiar es el centro de un drama estimulado por noticias llegadas “desde afuera” a través del desarrollo de la radiodifusión.

3. Sobre entrevistas

De Herodoto a la Grabadora.

Dominique Aron Schnapper.

Daniele Hanet.

Los autores son dos historiadores franceses que en 1975 fueron designados Directores del entonces recién creado Archivo Oral de la Seguridad Social, en París.El presente texto es de 1980: en este momento hay una proliferación muy intensa de trabajos al estilo “Historias de vida”, “Autobiografías”, etc. Y lo que estos historiadores plantean es la necesidad de diferenciar los diferentes tipos de trabajo que pueden realizarse con los testimonios orales.

No es lo mismo una entrevista en radio o TV, que las entrevistas de que se sirve un etnógrafo para conocer otra cultura y –lo que claramente es el interés de estos autores-no es lo mismo la construcción de un Archivo Oral.

Lo específico del trabajo de Archivo Oral.

El pilar fundamental está el método que es básicamente la Entrevista. Esta se utilizará para conservar y trasmitir aquello que no dejó huella escrita.

Los Archivos Orales han permitido recuperar:

a) Los pequeños hechos históricos que enriquecen, ilustran y corrigen las tendencias racionalizantes de los historiadores.

b) La Historia haciéndose: es decir, la manera en que diferentes actores históricos viven el nacimiento de alguna institución,

Ahora bien, al igual que otras fuentes, la utilidad del Archivo Oral depende del objeto de investigación. Esto significa que los testimonios orales componen solamente un tipo documental sobre otros o en otras palabras, no pueden sustituir a otras tipos de documentos. Me pueden mostrar cómo se aplicó una ley, pèro si lo que busco es realizar una Historia Legislativa, tendré que recurrir además a textos legislativos.

Relación Entrevistador-Entrevistado.

A la hora de hacer una entrevista lo primero que descubre el entrevistador es que entre él y su entrevistado hay un vacío, un abismo. En esta primera fase el entrevistado tiene un Discurso Declaración (Un speech) un discurso armado.

Esto suele llevar a los entrevistadores a dos errores generales:

1- El que no pregunta y es tapado por el entrevistado.

2- El que habla más que el entrevistado.

Hay que escuchar ese “discurso declaración” en forma paciente, aunque no obtengamos ninguna novedad, solo para establecer la confianza con el entrevistado.

La entrevista es una relación social entre dos individuos socialmente determinados. En este sentido, el entrevistador se encuentra en un lugar diferente desde el momento en que es él el que interroga. Por lo tanto debe crearse un habitus para no caer en los errores que enumeramos al principio. Este habitus –que luego irá naturalizando- se logra siguiendo ciertas reglas que en lo fundamental hacen a la actitud del entrevistador:

-Evitar preguntas directas que transformen a la entrevista en un interrogatorio policiaco.

-Respetar el ritmo y ele stilo del entrevistado.

-Dejar que los recuerdos del entrevistado fluyan libremente dentro del cuadro que orienta el entrevistador.

-No hacer preguntas delicadas sino hasta las últimas entrevistas

-Insistir sobre los puntos desarrollados

-El uso de la grabadora le da a las palabras pronunciadas un peso suplementario que a veces amenaza con aumentar la reticencia del entrevistado. Por eso hay que acostumbrarlo que la grabadora es solo un instrumento corriente de trabajo.

Validez y límites de la Entrevista.

El carácter sistemático de las entrevistas permite recoger testimonios de todos los actores vivos que en su mayoría no hubieran dejado memorias.

Al mismo tiempo si el entrevistador sabe tomar una postura neutral en vez de preguntar como juez, puede hacerle decir, al entrevistado, cosas en las que no había reparado o que recordaba a medias.

Luego, una entrevista nunca es meramente verbal, sino que va acompañada de observaciones sobre las expresiones, movimientos involuntarios, vestimenta, contexto de vida, etc. del entrevistado.

Los testimonios orales tienen el limite que tienen otros tipos de documentos en el sentido de que NINGUNA FUENTES ES ÚNICA PARA LOS HISTORIADORES.

Lo específico de los Archivos Orales.

La cuestión es recoger de la manera más amplia posible un máximo de información que multiplique los puntos de vista de diferentes actores históricos sobre los mismos sucesos.

Mientras que el historiador entrevista pensando en el problema específico de su investigación y el problema de la “representatividad” es secundario, el Archivista Oral entrevista preguntando de forma más sistemática, del tipo “capta-todo”. Es decir, el archivista hará múltiples entrevistas, confrontando puntos de vista, multiplicando los grupos representados. Esto no significa que genere una estadística. Los testimonios orales son una fuente CUALITATIVA. Sirven para ver cómo se vivió determinado cambio histórico, pero si por ejemplo quiero ver como evolucionaron las fortunas en Francia en determinado periodo debo recurrir a otro tipo de documentos (estadísticos).

4. Mitologías

(Roland Barthes, 1957).

En el prologo dice que se trata de una “crítica ideológica dirigida al lenguaje de la llamada cultura de masa”. Hay una fuerte influencia de Saussure y tratará de asemejar a las “representaciones colectivas” como “sistemas de signos” con el objetivo de denunciar la “mistificación que transforma la cultura pequeño-burguesa en naturaleza universal.”

En la parte final del libro nos aclara que en la sociedad burguesa el mito es un habla despolitizada. El mito no niega las cosas, su función, por el contrario, es hablar de ellas; simplemente las purifica, las vuelve inocentes, las funda como naturaleza y eternidad, les confiere una claridad que no es la de la explicación, sino de la comprobación.

Cap I. El Mundo del Catch.

El auténtico catch, llamado impropiamente catch de aficionados, se representa en salas de segunda categoría donde el público espontáneamente se pone desacuerdo con la naturaleza espectacular del combate, como el público de un cine de barrio… Al público no le importa para nada saber si el combate es falseado o no… lo que importa no es lo que cree, sino lo que ve.

La función del luchador de catch no consiste en ganar, sino en realizar exactamente los gestos que se espera de él. Si un hombre cae se queda exageradamente ahí, llena hasta el extremo la vista de los espectadores con el espectáculo intolerable de su impotencia.

Esta función enfática es igual a la del teatro antiguo, en el cual la fuerza, la lengua y los accesorios (máscaras y coturnos) concurrían a la explicación exageradamente visible de una necesidad. Ni bien los’ adversarios están sobre el ring, el público es ganado por la evidencia de los papeles.

Lo que el público reclama es la imagen de la pasión, no la pasión misma… lo que está en el campo de juego es sólo la imagen, el espectador no anhela el sufrimiento real del combatiente, se complace en la perfección de una iconografía.

Pero el catch se ocupa, fundamentalmente, de escenificar un concepto puramente moral: la justicia. En el catch es esencial la idea de “saldar cuentas”.

El anonimato de la burguesía se vuelve aún más notable cuando se pasa de la cultura burguesa propiamente dicha a lo que podríamos llamar la filosofía pública, la que alimenta la moral cotidiana, las ceremonias civiles, los ritos profanos, en una palabra, las normas no escritas de la vida de relación en la sociedad burguesa.

5. Historia Social e Ideologías de las Sociedades

GEORGE DUBY

Duby plantea que para saber qué es lo que hace que las sociedades cambien y/o se ordenen de determinada manera es necesario observar los fenómenos mentales. Estos serían tan importantes como los problemas económicos y demográficos, dado que los hombres actúan no según la condición verdadera, sino de la imagen que se hacen de las cosas; una imagen que nunca es un reflejo exacto de la realidad.

De aquí que lo que une a unos hombres con otros, es decir las relaciones sociales se dan dentro de un marco de SISTEMA DE VALORES. Es dentro de este cuadro que se generan o se desvanecen la conciencia que tienen las personas sobre la comunidad: o sea, la conciencia que tiene la gente sobre la capa o la clase de la que forma parte y la distancia que los separa de las demás clases, estratos o comunidades.

También es el SISTEMA DE VALORES el que hace tolerar las leyes jurídicas y los decretos de poder, así mantiene contenidas las pasividades y las resignaciones, pero esto quiere decir que al mismo tiempo lleva adentro el germen de las reformas y transformaciones bruscas.

Estos SISTEMAS DE VALORES poseen su propia historia y no coinciden exactamente con lo que sucede a nivel demográfico y económico:

HAY DISCORDANCIA ENTRE LAS MENTALIDADES (O SISTEMA DE VALORES) Y LAS ESTRUCTURAS MATERIALES (POBLACIÓN, MODO DE PRODUCCIÓN, ETC).

Una de las áreas para estudiar el problema de las mentalidades puede ser la historia de las ideologías. Aquí se entiende ideología en el sentido que le da Althusser “un sistema de representaciones dotados de una existencia y un papel histórico en el seno de una sociedad dada”.

A partir de esta definición se puede descubrir 5 rasgos característicos de las ideologías:

1 Siempre se muestran como “sistemas completos y globalizantes”. Es decir, pretender dar una visión del mundo que abarque a todos y de todo tiempo: pasado, presente y futuro. Por ejemplo en la edad media se justificaba la división de la sociedad en diferentes clases sociales diciendo que Dios había establecido dicha división entre los que trabajaban (los campesinos y siervos), los que protegían a los que trabajaban (la nobleza guerrera) y los que velaban moralmente por todos (los curas).

Esta claro que esa visión de armonía social era una construcción al servicio de los poderosos (o sea, los que no trabajaban y vivían del trabajo de los demás) por lo tanto esto nos da el paso a la segunda característica de las ideologías:

2 son “Deformantes”. Las ideologías se construyen para justificar mejor unos intereses sobre otros, de allí que

3 las ideologías son “Concurrentes”, pues en una sociedad coexisten al mismo tiempo varios sistemas de representaciones. Por supuesto que como son producto de la misma sociedad y quieren por lo tanto explicar las mismas relaciones sociales, muchas veces diferentes ideologías pueden tener cosas en comun, pero como fundamentalmente las ideologías son determinadas por las relaciones de poder, la mayoría de las veces dan sobre un mismo hecho una explicación diametralmente opuesta: por ejemplo

4 Las ideologías son “Estabilizantes” o sea, se proponen conservar las ventajas adquiridas por las clases sociales dominantes. Incluso las ideologías revolucionarias sueñan con que al final de su victoria vendrá un orden social nuevo, pero estable.

A veces es más claro cómo el modo de producción genera ciertas ideologías, por ejemplo en sociedades antiguas de tipo agrario, en las cuales el equilibrio social se ha logrado después de muchos esfuerzos de adaptación al medio ambiente, ese equilibrio sigue siendo débil y por lo tanto hay miedo de que alguna novedad termine por romper con dicho equilibrio. Por ende, son sociedades que se encierran en un caparazón de costumbres, con un respeto religioso a los ancianos que guardan la sabiduría.

Sin embargo, la mayoría de las veces el conservadurismo se basa en la jerarquía social y ocurre que los poderosos se dan “el lujo” de introducir algunas novedades en la estética y en la moda. Pero de todos modos están siempre alertas de que las innovaciones no vayan más allá de lo superficial, no sea cosa que las innovaciones cuestionen el sistema de valores que justifica que los poderosos lo sean.

Por último la tendencia al conservadurismo se ve acentuada porque los modelos culturales elaborados por las clases dominantes se desplazan hacia las clases más humildes a las que fascinan como parte de la dominación: pues por debajo de la superficie de la modernidad que ostentan las clases dominantes, continúan las tradiciones conservadoras que sustentan a la ideología de las clases que detentan el poder.

5 Finalmente, todas las ideologías son “Practicas” pues estimulan la acción por medio de la esperanza, proyectan un futuro en que la sociedad será perfecta. Al contribuir así al movimiento de la Historia se transforman así mismas debido sobretodo a tres razones:

a) Al vivir distintas experiencias estas influyen sobre las representaciones que la gente se hace de las mismas.

b) Los diferentes medios sociales pueden operar un papel importantisímo en las transformaciones que sufren las ideologías. Así por ejemplo, la ideología eclesiástica del sigo XIII en su lucha contra la herejía, muchas veces optó por incorporar ciertos aspectos del discurso hereje, domesticándolos, asumir pequeñas reformas en la ideología de la iglesia para no revolucionar todo el sistema de representaciones.

c) Por último, los sistemas ideológicos pueden transformarse por influencia de culturas extrañas que ejercen una fascinación desde lejos o a través de un proceso de conquista y colonización.

Hacer la Historia de las ideologías es sumamente difícil, los documentos escritos nos hablan solamente de las ideologías que sirvieron a los intereses de las clases dominantes. Aún así, también es difícil explicar las ideologías triunfantes: siempre queda una parte no dicha; y para descubrir dicha parte habría que poder analizar las conductas (individuales y colectivas) impregnadas por la ideología, reunir muchos índices y signos para luego describir y descifrar.

En los documentos el historiador buscará todas las expresiones verbales que un medio social da de las virtudes que reverencia y lo que reprueba, todo lo que le sirva para apoyar la “buena conciencia” en la que se apoya su ética. Buscar, por ejemplo, las metáforas, las frases hechas, la forma en que se juntan los vocablos, porque allí se expresan en forma inconsciente, la imagen que determinado grupo tiene de sí mismo (y de los demás), en determinado momento.

También se deberá bucear en las fuentes no-escritas: las costumbres, los gestos, las insignias, la forma en se organiza el espacio social, esculturas, monumentos, etc. Todo esto nos habla de cómo se imagina el orden del

Universo. El silencio habla, pues lo que no se dice juega un papel fundamental en las ideologías.

LAS IDEOLOGÍAS SON ENVOLTURAS, SISTEMAS DE REPRESENTACIÓN QUE BUSCAN REPRESENTAR Y JUSTIFICAR LAS CONDUCTAS DE LA GENTE. LO QUE CUENTA SON LAS FORMAS, LOS ESQUEMAS Y LOS TEMAS. POR LO TANTO, LA OBSERVACIÓN TIENE QUE SITUARSE A ESE NIVEL.

Los períodos de crisis y revoluciones son los momentos donde las luchas entre las distintas ideologías se ponen de manifiesto de forma más notable. Para la observación histórica el momento adecuado es cuando el combate llega a su fin, dado que la victoria de alguno de los contendientes va seguida de acciones represivas, de interrogatorios acumulados en archivos judiciales y policiales, de conversiones y elaboraciones doctrinales, etc.

La investigación histórica debe desarrollarse en dos sentidos:

a) Las ideologías se mueven de forma más lenta que los hechos que tratan de explicar. El historiador tendrá que establecer una cronología de estas disonancias.

b) El historiador tendrá que relacionar tres variables: por un lado, entre la situación tal cual es de los individuos y los grupos y la imagen que estos se hacen de la misma; por otro lado, entre estas imágenes y las conductas individuales y colectivas.

Además el historiador de las ideologías tendrá que observar en las “instituciones” definidas en el sentido que da Paul Veyne; esto es ciertos cuadros en los que se desarrollan las relaciones sociales; “todo aquello acerca de lo cual se habla de ideal colectivo, de espíritu de cuerpo, de tradiciones de grupo, todo cuanto presenta la mezcla de ambiciones personales y de censura colectiva, que hace que el grupo social realice unos fines que son más interesados que los fines que individualmente habrían perseguido sus miembros” (1)

A su vez el historiador deberá prestar atención a lo que desborda a dichas instituciones: así por ejemplo los conflictos entre las clases dominantes dentro del cuadro de la sociedad feudal explican las Cruzadas hacia el oriente, pero para que las Cruzadas fueran masivas, los que las organizaron las sacralizaron. El soldado marchaba sabiendo que quizá nunca volvería, pero también marcha creyendo que salvara su alma, entiende a la Cruzada como una epopeya de Dios porque así se la han explicado.

(1) Citado por Duby

6. Arenas

La sociedad ateniense. El teatro y su público.

Autor: Domingo Plácido Suarez

Domingo Plácido Suárez es Doctor en Filosofía y Letras (Filología Clásica). En la actualidad es Catedrático Emérito de Historia Antigua en la Universidad Complutense de Madrid. Ha realizado un enorme trabajo en la implantación y difusión en España de la Historia Antigua desde la Historia Social.

El teatro por sus contenidos y sus límites se correspondería de modo más directo a la ciudad democrática. Así la Tragedia y la Comedia responderían a aspectos diferentes de sus manifestaciones como colectividad. La tragedia como acto colectivo de raigambre religiosa se considera productora de un determinado efecto psicológico, capaz de hacer asimilar los problemas e integrarlos en la conciencia colectiva como parte de los elementos cohesivos de la comunidad.

La tragedia parte de un acto ritual para llegar a ser, convertirse en un acto público, cívico a través de la fiesta dionisíaca (1) y de la urbanización, de tal modo que el hecho festivo de estilo agrícola se incorpora y se incrusta en la vida de la ciudad para plantearse las vivencias de la vida urbana sin dejar de sentirse definido como fiesta agrícola, pues los mismos habitantes de la ciudad tienen sus raíces en el campo y muchos vienes desde el campo para asistir a la fiesta urbana como elemento integrador del territorio. Para Aristóteles la Tragedia es la mimesis de una acción elevada. Es decir, la base de esa mimesis es la acción y no la escritura.

Con la introducción del tema heroico en el teatro, se crea una relación específica entre el público y el héroe: se educa a través de la figura del héroe, se incorpora a la sociedad en un pasado que se revela como etapa superada y esto le permite al hombre de la ciudad sentir la complacencia de que vive un mundo que resultó de la superación de conflictos pretéritos. Esta identificación con el héroe le permite a su vez un alejamiento al constatar que se trata del sufrimiento de otros. Precisamente Frínico fue multado porque al poner en escena La Toma de Mileto había violado esa norma y representó no el sufrimiento ajeno, sino el de los propios atenienses que se sentían culpables de la destrucción de Mileto a manos de los persas.

La Tragedia entonces restituye para la ciudad sus orígenes arcaicos, sacros, vinculados a la articulación originaria de la Polis como ciudad aristocrática. El demos se reconoce como heredero del aristócrata y de los conflictos de tiranía.

La Tragedia aparece así como elemento de cohesión y autocomplacencia, pero también como forma de enmascarar las diferencias sociales entre los ciudadanos. Se vinculó de tal forma con su realidad histórica que su carácter perenne le permitió convertirse en motivo de goce estético a través de los cambios culturales: la representación teatral era el acto cívico por excelencia.

A fines del siglo V se hacen los asientos de piedra como forma de dar protagonismo específico al público.

Cuando estalle la Guerra del Peloponeso (431-404 a. C) la fiesta se ha integrado en la Polis y el héroe épico es su protagonista.

Con las Guerras Medicas (499-449 a. C.) y el desarrollo imperialista la Tragedia experimenta un autentico apogeo: se generaliza la actitud “anti-bárbara”, justificación del desarrollo del sistema esclavista, base para consolidar la identidad de los griegos frente al otro. En ese sentido, la Tragedia es la forma más descarnada de la utilización del mito en las realidades palpitantes del presente. Así por ejemplo Eurípides utilizaba un coro de mujeres bárbaras para acompañar el suicidio de Áyax (nótese de paso que se conjuntan los rasgos de la feminidad con los de los bárbaro) como personajes dependientes y marginales en los coros que se definen en el contrapunto de las escena de los héroes.

Es decir, se representa la lucha entre ciudades (lo que en realidad justifica la hegemonía), al mismo tiempo se pone de relieve la unidad de lo griego frente a lo bárbaro; y todo ello enmascara el proceso de transformación de las ciudades.

(1) Celebraciones al comenzar y al finalizar la siega. Dionisio era la divinidad de la fecundidad.

7. Marxismo y Literatura

Williams, R.

ED. Las Cuarenta. 2009.

Uno de los conceptos que define Raymond Williams es el de “Estructuras de sentimiento”, vendría a ser como el tono o el latido de una época, el estado de animo de una sociedad en determinado momento histórico. Una posible definición de este concepto sería Estructuras de sentimiento como experiencias sociales en solución (Pág. 182). Trasciende las leyes, las doctrinas, las ideas oficiales de una época, y trata de captar las consecuencias de una conciencia práctica, es decir mientras se la está viviendo.

“Estamos hablando… no del sentimiento contra el pensamiento, sino del pensamiento tal como es sentido y del sentimiento tal como es pensado (Pág. 181).

Es un concepto difícil ya que intenta captar a la vida mientras se la está viviendo, pues Williams denuncia como un error la reducción de lo social a formas fijas y simplemente heredadas del pasado. Por ello nos advierte que suele haber una tensión entre la interpretación recibida y la experiencia práctica. “Estamos interesados en los significados y valores tal como son vividos y sentidos activamente” (Pág. 180).

El Lenguaje es uno de los conceptos fundamentales de la teoría de Williams y aquí se sirve de él para ejemplificar: “Este proceso puede ser directamente observado en la historia de un idioma. A pesar de las continuidades sustanciales y a ciertos niveles decisivos de la gramática y el vocabulario, ninguna generación habla exactamente el mismo lenguaje que sus predecesores…” Luego agrega: “tipos similares de cambios pueden observarse en las costumbres, la vestimenta, la edificación y otras formas similares de la vida social” (Pág 179).

Metodológicamente nos dice que una Estructura de sentimiento es una hipótesis cultural. (Pág. 181).

Continuaré estudiando la teoría de Williams, pues este concepto es una parte dentro de su teoría general y por ende tiene coherencia dentro de ese corpus. En los puntos desarrollados hasta aquí me recuerda algunas ideas de los Annales (escuela historiográfica francesa) y sus trabajos sobre historia de las mentalidades, analizando lo que llamaban “Clima de época”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: