C.H. 2002-2011

 

Tras el atentado del 2001, se produjo una exacerbación de los nacionalismos. EEUU se lanzó a la guerra por el petróleo, sin siquiera buscar legitimidad en la ONU. El Pacifico, especialmente China, comenzó a perfilarse como una zona de importancia económica mundial. Sin embargo, eso no se ha expresado en una mejoría del nivel de vida de las mayorías.

En esta década se dieron regímenes que tendieron a encausar las rupturas sistémicas en América Latina, a través, por ejemplo, de Evo Morales, Hugo Chavez y Rafael Correa.

 Los efectos de la crisis mundial hundieron a la Argentina como nunca antes. La crisis no derivó, como tantas veces, en un golpe de estado. Sin embargo, en pocos días se sucedieron una serie de nombres ocupando la presidencia de la nación (Puerta, Saa, Camaño, Duhalde). En este clima comenzó a denunciarse que los males procedían de las medidas neoliberales aplicadas durante la década anterior. Desde entonces se dijo que se aplicaría una política “anti-neoliberal” y se procedió a la megadevaluación de la moneada. Desde 2002 la economía comenzó a repuntar impulsada por un nuevo ciclo económico que beneficiaba a los exportadores. La presidencia de Eduardo Duhalde y la de Nestor Kirchner luego, comienzan a hablar de un “nuevo modelo”. Aunque el estallido de la actual crisis, en 2008, pone en jaque a aquellos panes autodenominados “antineoliberales”.

En 2002 el periodismo mostró como eran fusilados dos manifestantes (Kosteki y Santillán) lo que causó la indignación popular y adelantó la retirada de Duhalde. En las elecciones de 2003 triunfó Nestor Kirchner. Desde 2007 Cristina Fernández de Kirchner le sucedió a su esposo (el cual falleció en 2010) y sería electa nuevamente en 2011. Estos gobiernos se apoyaron en un discurso que hizo hincapié en los derechos humanos y la igualdad de género. Sus partidarios han apoyaron en el Congreso de la Nación la derogación de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida, enjuiciando a responsables militares de la última dictadura. Procuraron también el apoyo de Madres de Plaza de Mayo con ayuda económica y reconocimientos. Aunque también se ha recusado la corrupción, la política de envío de tropas a Haiti, la represión en distintos lugar del país, como en Las Heras y la desaparición de Julio López, víctima y testigo en los juicios contra el represor Miguel Etchecolatz, el asesinato de un militante de izquierda y estudiante universitario que acompañaba a la protesta de trabajadores tercerizados del ferrocarril, a manos de una patota sindical  enlazada a figuras del gobierno nacional, la sanción la ley anti-terrorista, etc.

 Al final de esta década se pudo ver en EE UU, Egipto y Europa lo que se había visto en la argentina diez años antes: la rebelión de la población.

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: