C.H. 1962-1971

 

Entre tanto, José María Guido, presidente provisional del senado, asumió la presidencia nacional. Hacia 1962-63, hubo un enfrentamiento, incluso armado, entre dos sectores del Ejército: los “Colorados” y los “Azules”. A este último sector, que finalmente se impuso sobre su adversario, pertenecía Onganía, que se transformó en Comandante en Jefe. Luego, en una reunión de jefes de Ejércitos americanos en West Point, Onganía adhirió a la “Doctrina de seguridad Nacional”. Según esta Doctrina las FF.AA., al margen de la competencia política, debían garantizar lo que estos sectores entendían como los valores supremos de la Nación, atacando a todo lo que los amenazara, especialmente, la subversión comunista. Todo esto en el contexto de invasión de Santo Domingo por Estados Unidos y su política de intervenciones.

En las elecciones de 1963 triunfó Illia, de la UCRP, pero en un marco de gran conflictividad e inestabilidad política. Su triunfo electoral representaba apenas el 25 % de los votos.

En 1964, los trabajadores realizaron más de 10.000 ocupaciones de fábricas, en lo que se llamó Plan de Lucha, lo cual revela el clima de descontento. Esto a pesar del dirigente sindical Augusto Vandor, quien obtenía los máximos frutos con movilizaciones controladas y restringidas, y cuyo proyecto no dudaba en buscar de alianzas con el Ejército.

A fines de ese mismo año de 1964, la dirigencia peronista organizó el retorno de Perón, pero éste fue detenido en Brasil y enviado nuevamente a España. Al año siguiente, llegaba al país, la esposa de Perón, Isabel Martínez.

Durante estas décadas se vieron algunas novedades en el plano cultural: la píldora anticonceptiva, la liberalización de las relaciones entre hombre y mujer, una mayor flexibilidad ante el sexo, el auge de la sociología y el psicoanálisis, la generalización en los sectores populares del televisor, y en las clases medias del auto, la producción en masa y la publicidad y el marketing, los nuevos centros comerciales en los barrios, el jean, las marcas, los semanarios de actualidad. Pero estas novedades se vivían en relaciones sociales sumamente contradictorias. Así por ejemplo, la pobreza y la modernización se enredaban de forma muy visible, las grandes ciudades se vieron rodeadas por un cordón de casas de lata, pero con antenas de televisión. Por lo general, estas áreas concentraban a los sectores más desprotegidos. Además no todos veían con gusto la ampliación de libertades y pensamientos progresistas. Algunos veían en la democracia la ventana por donde se colaría el comunismo; o sentían que lo que se ponía en jaque eran los valores más tradicionales de familia y propiedad. En ese clima, el 28 de junio de 1966, Illia era derrocado y Onganía se transformaba en presidente. La censura de nuevas costumbres, como el uso de la minifalda o el pelo largo, fue un aspecto del nuevo régimen, que tendía cada vez más a beneficiar a los sectores económicos más concentrados.

En mayo de 1969 se sucedieron las protestas de estudiantes y obreros, sobre todo en Córdoba, lanzando una huelga e incluso controlando la ciudad durante varios días, antes de ser ferozmente reprimidos. A partir de entonces comenzaba un proceso de fuertes conflictos y movilizaciones que llegaría hasta mediados de la década de 1970. Esa situación se inscribía además en un cuadro más general de protestas con gran participación de la juventud, entre las que se destacan el mayo francés, las protestas en México, la llamada Primavera de Praga, el impacto de la Revolución cubana  y la guerra de Vietnam.  Incluso en la Iglesia se generaban corrientes como las de la “Teología de la Liberación”. También comenzaron a surgir organizaciones guerrilleras que buscaban imponer un proyecto que ellos mismos calificaban de nacional y popular. Fue resonante el secuestro de Aramburu en 1970, mientras Onganía era sucedido por Levingston. Este último renunció al año siguiente (1971) y su sucesor, el Gral Lanusse, respondió a la intensificación de las protestas con gran violencia. Gran impacto causó en la sociedad los acontecimientos referentes a la matanza de los guerrilleros de Trelew en 1972.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: