Archivo de la categoría: Uncategorized

Butacas

andrerieu16_067

Concierto de André Rieu – Sep. 2016 / Foto: Natalia Otero.

Concierto

andre-rieu-2016-baja
Concierto de André Rieu – Sep. 2016 / Foto: Natalia Otero.

Luciano Pereyra

lucianopereyra16_2__30
Recital de Luciano Pereyra. Sep 2016 / Foto: Noelia Otero

Auténticos Decadentes

losautenticos30anos_1654
Auténticos Decadentes. 30 Aniversario. / Foto: Noelia Otero

 

Drácula, el musical.

1991-dracula00011
Tito Lectoure, Pepe Cibría y Angel Mahler junto al elenco de Drácula. / 1991

 

Las Pelotas

LasPelotas_16_41
Las Pelotas. “Brindando por nada” (12/06/16)

 

Concierto

Divididos_web_05
Divididos, 14 de abril de 2016 (Foto: Noelia Otero)

 

Estadio y Cine

Indio2 baja
Aspecto del estadio colmado durante la proyección de “Indio, la película”. Septiembre, 2015. (Foto: Noelia Otero).

 

Concierto

Abel web_03
Concierto de Abel Pintos, Marzo 2016. Foto: Noelia Otero.

 

Circo de Moscú

1970-DespedidaCircodeMoscu-II
Despedida del Circo de Moscú, 1970.

 

Público

JBalbin22
Recital de J. Balvin, el 19 de diciembre de 2015. (Foto: Natalia Otero)

Gimnastas de la URSS en el Luna Park

k
Gimnastas de la URSS en el Luna Park, 1985.  

 

Locche vs Barrera

Locche vs barrera
Ncolino Locche vs Domingo Barrera 03/04/71

 

Martillo

Tito-Roldan
Juan “Martillo” Roldán. Detrás en el rincón, Tito Lectoure.

El Centro de documentación histórico Stadium Luna Park lleva un carácter festivo, filantrópico y universal. La utilización de sus servicios y facilidades es gratuita

la foto 1 (47)

El anillo del Luna

velodromo-desde-otro-angulo

Una de esas ocasiones en que el público literalmente desbordó el estadio, ocurrió hacia 1958. Entonces el as mundial de ciclismo, Fausto “Coppinino” Coppi, corrió en el Anillo Embrujado, durante los Seis Días en Bicicleta del Luna Park. Triunfó, este corredor italiano, junto al tandilense Jorge Batiz. Durante la última jornada, debieron bajar las cortinas a las 16 hs, dado que la gente quería entrar al Luna de cualquier manera. Las entradas se habían agotado muy temprano, pues todos querían ver a Coppi.

1958

Foro de la Danza

agasajos-10-desp-moisse-77

El Ballet Moisseiev de la URSS. Uno de los grupos de mayor aliento conformado para reunir el arte popular de las entonces Repùblicas Sovièticas. 

1977

SIN FRONTERAS

1988-SINFRONTERASMERCEDES

La mayor exponente del folklore argentino fue también una de las principales cantoras de música popular de Latinoamérica. Mercedes Sosa (1935-2009) no se privó de incursionar en otros géneros como el tango, el rock y el pop, y fue además fundadora del Movimiento del Nuevo Cancionero y una de las exponentes de la Nueva canción latinoamericana.

Los propios títulos de sus trabajos expresan esa idea de compromito artístico e intelectual: Canciones con fundamento o por ejemplo Yo no canto por cantar.

Como productora, organizó en 1988 el espectáculo Sin Fronteras, que reunió en el estadio Luna Park a Teresa Parodi y Silvina Garré, la colombiana Leonor González Mina, la venezolana Lilia Vera, la brasileña Beth Carvalho y la mexicana Amparo Ochoa, además de la propia Mercedes.

1988

Monumento Histórico

304

En febrero de 2007 el Stadium fue declarado Monumento Histórico Nacional, por el decreto 123/07 de la Secretaria de Cultura de la Nación. Es cierto que en su recorrido suenan los nombres de Pavarotti, Sinatra, Perón y Evita, Monzón, Pascual Perez, Troilo, Pugliese, Sui Géneris, Juan Pablo II y un sinfin…Pero ¿alguien podía imaginar que su arquitectura marginada de libros y ubicada en una geografía “orillera” iba a tener la incidencia que ha tenido y tiene en las actividades de la ciudad?

Varios estilos, un concurso

1963-carnavales
Celebración de Carnaval a comienzos de la década de 1960. En el centro de la pista se destaca un automóvil, con cinta y moño, que sería sorteado entre los concurrentes al festejo.

Desde la inauguración misma del Stadium, los éxitos de los bailes de Carnaval determinaron la inmediata apuesta a ese tipo de espectáculo. Jotas, tangos y Jazz bands eran estilos utilizados para organizar eventos en forma de concursos que premiaban a las parejas ganadoras.

1963

Variedades

1978-Krasnciarsk

La promoción de los espectáculos debía difundirse masivamente. Uno de los canales para esto era (es) la gran prensa. En imagen vemos una maqueta de aviso, presentando a Krasnciarsk, un ballet folklórico siberiano. El anuncio es dirigido a la sección “variedades” dentro de las páginas de espectáculos; y lleva además alguna indicación, como la de cambiar el título de la publicación, una vez producido el debut.

1978-oprima-reducido

Sinfonía británica

04

Juan Carlos “Tito” Lectoure señalando el afiche que anuncia la presentación de la Banda de la Guardia Real Británica, en el Stadium Luna Park.

1964-oprima-reducida

La voz

Pavarotti II

Había llegado el debut del gran tenor, Luciano Pavarotti, en Buenos Aires, en la temporada de 1987 del Teatro Colon, encarnando a Rodolfo en La bohème, de Puccini. En aquella misma visita, su relación con esta ciudad, se continuaría llevando a cabo un recital en el Luna Park. El éxito fue extraordinario y  al finalizar, una cena de despedida en un salón contiguo, fue la excusa para que el público lo saludara de más cerca.

1987-oprima-reducida

La gente

gente en la calle II

La concentración del público comienza antes del inicio del espectáculo y en los exteriores del estadio. La configuración del espacio marcado por el Luna, como uno de sus mojones, se vincula en este caso a la ocupación que las personas hacen del mismo. Niños y adultos; sobre la vereda quienes ya están formados esperando su turno de ingreso. Parejas, grupos… la imagen parece sugerirnos sonidos, diálogos y  voces. Sobre el pavimento, los que van llegando, los que se van yendo, los que se encuentran. Y la calle Bouchard es transformada en peatonal para permitir el acceso a una nueva función: en este caso, Holiday on Ice.

1970-oprima-reducida

Seis días, miles de personas

seis dias III

Seis Días en Bicicleta, un evento que comenzaría a realizarse en el estadio desde 1936. Desde entonces la carrera-espectáculo, se realizó en 22 oportunidades, entre aquel año y 1999. De todas formas, podemos decir que su mayor éxito y popularidad, abarcó el periodo de las décadas del `30 al `60, con un promedio de 70 mil a 80 mil espectadores. En estas cifras se confundían aquellos que estaban acostumbrados a asistir año tras año y otros que buscando novedades, a veces guiados por una gran campaña publicitaria, eran ávidos de ver algo que aún no conocían.

1939-oprima aqui reducido

Noche de Sábado

noche de sabado II

Noche de sábado en el Luna Park. El cartel anuncia: “Chucho” Hernandez vs Horacio Accavallo. Los aficionados se dan cita en el Palacio de los Deportes; la fotografía ilustra un público predominantemente masculino haciendo fila frente a las boleterías. Más de una generación parecen componer este conjunto de hombres, de los cuales algunos visten más formalmente con saco y corbata. El favorito será Accavallo, el peso mosca que lograría el campeonato mundial AMB en 1966.

1960-oprima-reducida

Los Buenos y los Malos

trupe III

El Cowboy Americano, Máscara Roja, El Conde Nowina, El Vasco, El Hombre Montaña etc. Durante mucho tiempo, martes, jueves y domingos el público llegaba al estadio para contemplar estas luchas entre “el bien” y “el mal”. Se estima que el número de espectadores rondó entre las 10.000 y 12.000 personas. El Catch-as-catch-as-can, o “agárrese como pueda”, fue uno de los espectáculos más concurridos desde fines de la década de 1930.

1940-oprima aqui reducido

Las dos almas del Luna Park

lunateatro II

Con la suspensión del boxeo como actividad principal del estadio, en 1987 llegó la necesidad de generar una actividad alternativa. Sabemos que desde sus orígenes el Luna Park no fue solamente un estadio deportivo, dado que encontramos en su historia una diversificada variedad de espectáculos. Pero a fines de la década de 1980, este espacio iba a empezar a destacarse como una sala de teatro capaz de contener entre cinco y doce mil localidades.

1987-oprima-reducida

La pista

pista 6 dias II

Base fundamental para realización de los Seis Días en Bicicleta, fue el aporte de un capital inicial para la construcción de la pista de madera, de unos 145 metros. Sencilla y rápida tanto para el armado como para el desmontaje, junto a ella se construían una decena de casillas (para alojar a los corredores) y un palco. La pista misma se convertía en materia explotable de publicidad, al punto que en muchas ocasiones el dinero de construcción podía ser facilitado por una sola firma. 

1983-oprima-reducida

Historias plásticas

mezzadra 6

En 1989 el Luna Park auspició la Primera Exposición de Homenaje al Deporte Argentino. Este evento consistió en la exposición de unas ciento ochenta obras conformadas por dibujos, oleos y acuarelas de Roberto Mazzadra (1912-1998), periodista y dibujante especialista en boxeo, que comenzara su carrera casi en paralelo a la vida del Estadio, desde los años de 1930.

1989-oprima-reducida

Del Galpón del bajo al Stadium

1951 estadio II

Hacia 1951 se encaró una profunda remodelación del estadio, que le otorgó un aspecto similar al que conocemos hoy. Pace y Lectoure obtuvieron, además, permiso de la Municipalidad para la construcción de recovas sobre Av. E. Madero; y sobre ellas se obtuvieron once escalones más, como prolongación de la tribuna. Esto resultó en un incremento de unos 2000 espectadores, con lo cual pasó a ser un stadium cerrado, capaz de recibir a 23.700 personas, en espectáculos de escenarios chicos, como el boxeo.

1951-oprima aqui-reducida

Llegar a ser conocido

accavallo III

Según Horacio Accavallo, el Luna Park era para los boxeadores, como un padre y una madre, figuras encarnadas en “Tito” Lectoure y Ernestina Devecchi. Antes de este padrinazgo, dice Accavallo, era muy difícil ser campeón mundial; y ni ganándole a boxeadores extranjeros se llegaba a ser conocido. En efecto, en 1965 Horacio venció al campeón mundial,  Salvatore Burrini,  y sin embargo bajó desde el segundo al sexto lugar del ranking. Evidentemente, en la moderna economía, el talento deportivo debía conjugarse con una gestión ajustada a aquella. Luego, con las inversiones de la empresa Luna Park y la búsqueda de combates adecuados, en 1966 obtuvo el campeonato mundial en Tokio, Japón

1966-oprima-reducida

Entre lo único y lo común

Rodeo II

En competencia con otras empresas dedicadas al patrocinio de espectáculos, el Luna Park solía presentarse ante el público como aquella que a través del esfuerzo procuraba traer a Buenos Aires funciones internacionales, pero inéditas en la Argentina.  Una mezcla de originalidad y transcripción, puesto que en ocasiones se trataba de espectáculos que gozaban de cierta popularidad en otras plazas del mundo,  pero que se verían por primera vez en Buenos Aires y solo en el Palacio de los Deportes.Uno de estos productos, a fines de la década de 1930, fue El Rodeo, un espectáculo que exhibía la destreza de jinetes; y que justamente intentaba ganar algún tipo de legitimidad sobre el público local, indicando que “en los Estados Unidos constituye uno de los éxitos más grandes”.

 1940

GPS para el ocio

CollageeeeII

El primer plano del collage expuesto más arriba, está dominado por un pie de página correspondiente a un folleto de programación del Luna Park para el año 1939. A partir del mismo  hay una serie de cuestiones que se pueden pensar sobre la configuración del espacio del cual forma parte el Stadium. La proximidad a ciertos mojones, como el Correo Central y la Casa de Gobierno, líneas de subterráneo que facilitarían el arribo a este Centro. En este ecosistema social que vamos desmenuzando,  la calle Corrientes tiene la noche…  con el vértigo de sus luces y sonidos” (Marechal). Dentro de lo que sería  entonces, el centro político y administrativo incluye también eso que Pujol ha llamado, más recientemente, una “Cartografía del Ocio”

1939-oprima aqui reducido

El ring como lugar escénico

perro1950

 En los `20 el ring de boxeo se convertía en un lugar escénico estrechamente vinculado a la vida o más precisamente en un trozo de esa realidad (no es casual que el dramaturgo Bertolt Brecht, utilizara un ring para su puesta en escena de la primera versión de Mahagonny en Baden-Baden en 1927). Ya no era solamente un espacio delimitado para la diversión de “niños bien” o sportsman adinerados, pues desde que el boxeo fuera promocionado con objetivos financieros,  ring sería también el camino para que hombres de infancia pobre se abrieran paso a las trompadas hasta ser campeones y dejar -a veces solo por un instante- la miseria atrás. . (En imagen “Chiquita”, el can que allá por los `50 custodiaba el cuadrilátero del Luna).

Blandir la argentinidad

saavedra II

Hacia 1936 el Luna Park comenzó a organizar la competencia de “Los Seis Días en Bicicleta”. Sus 145 metros de pista con peraltes de 45 grados formaban el “Anillo embrujado”; y sobre él rodaban los pistards de diferentes países europeos y americanos. El éxito de este de espectáculo, donde lo nacional estaba a flor de piel, tal vez forme parte de un clima epocal signado por la entreguerra; además de que el escenario era la ciudad de Bs. As, lugar marcado a fuego por la inmigración, un sitio verdaderamente cosmopolita.  Hacía falta entonces construir un ídolo local y para 1938, un mendocino,  Martín Remigio Saavedra, apodado el “Pintón” vino a ocupar ese lugar y fue mimado por la multitud que no dejaba de aplaudirlo como corredor “argentino”. (En imagen vemos una página del programa de la competencia ciclista del año 1939, autografiada por el “Pintón” donde se presenta in extenso el curriculum de Saavedra, quien habría incluso competido en aquella catedral modélica a la que no deja de mirar el Luna de la década del 30, el Madison Square de New York).

1939-oprima aqui reducido

Primer round

1918-lectoure boxeador

Conocemos mejor el papel de José “Pepe” Lectoure, como socio de Ismael Pace, en la construcción de la empresa Luna Park. Sin embargo, Lectoure fue uno de los primeros boxeadores argentinos con cierta técnica boxística. Nació el 31 de octubre de 1897 en Buenos Aires y se inicio en el Boxing Club de esa misma ciudad, en el año 1915 (18 años), bajo las órdenes del maestro Willie Gould. Ese mismo año  se consagró campeón  interno del peso liviano sin competir, dado que sus rivales no se presentaron. También en 1915 se quedaría con el cetro argentino liviano, ganándole a Charrone por KO en el tercer round. Intentó apoderarse del mismo título en la categoría superior, pero cayó vencido por Godofredo Pyne. Todo aquello era a nivel amateur; luego probaría suerte en el profesionalismo y finalmente se retiraría el 3 de junio de 1922. Tendría una carrera más recordada como promotor de púgiles; él fue quien dio al Luna Park su orientación boxística. Falleció el 12 de julio de 1950 en Buenos Aires. (Nos remitimos al artículo de Walter Minor: “José Lectoure. Un boxeador de la primera hora”)

La polisemia Luna Park

luna de los 20

 En Europa y también en los EE.UU., Luna Park es sinónimo de parque con juegos, de feria de atracciones.   Cuando posteriormente, el Luna de Corrientes y Bouchard se convirtió en estadio y comenzó a ofrecer, además de boxeo, espectáculos internacionales, muchos artistas querían actuar en el Luna, pero algo confundidos por el nombre “Luna Park”, creían necesario explicar insistentemente que lo de ellos era un show sofisticado, con encuadres teatrales, etc. o al menos algo diferente a lo que, en otras latitudes, esperaría verse en un “Luna Park”. (En imagen: el antiguo Luna, de Corrientes 1066)

En el Luna se rompieron todos los esquemas…

1975-ballet

En 1975, por primera vez se presenta Ballet Clásico, con la bailarina soviética, Maia Plissetskaia, en el Palacio de Deportes “Luna Park”, convirtiéndolo en una atracción popular con entradas accesibles para todos (en imagen anuncio en La Nación 2/11/75). La organización fue responsabilidad de “DAEFA Espectáculos”; empresa que también elegiría las instalaciones del Luna para recibir al Circo de Moscú. En cuanto al Ballet, , la prensa dejó el registro de un estadio colmado, pero tal vez sean más sintomáticos, de la época que se vive, las conclusiones cuasi sociológicas anotadas por esa misma prensa: un estadio deportivo era asemejado al Teatro Colon (tomado como símbolo de una “alta cultura”), las mayorías mostraban pasión -comentaba Gente 13/11/75- no solo por Monzón y los Globetrotters, sino que eran capaces de emocionarse por el arte de una mujer cuyo nombre les era hasta difícil pronunciar. He aquí entonces uno de los problemas, polémicos por cierto, que expresa la historia del Luna, ¿qué es la cultura popular? ¿si existe algo llamado así, se define por oposición a otro tipo de cultura? ¿Quién y desde donde se define lo “popular”? Acaso el Luna Park se nos presente como un laboratorio para indagar estas cuestiones. Mientras tanto, allá por 1975, algunos sectores se maravillaban y dejaban atrás sus propios esquemas.

1975-oprima-reducido

Ganarle al río

lectourecargamezcladora

En 1931, Ismael Pace y José Lectoure dieron con el solar de Corrientes y Bouchard: un baldío que alquilaron al ferrocarril Pacífico. El monto que habían previsto para toda la obra de construcción del estadio solo alcanzó para los cimientos, pues estaban sobre tierras ganadas al río y fue necesario pilotear toda el área. Se hincaron 183 pilotines de 18 metros de profundidad hasta encontrar suelo firme. (En imagen: José Lectoure carga la máquina para la colocación de los primeros pilotes).

La fábrica de ídolos

1962-gimnasio

El primer gimnasio del Luna Park fue el subsuelo del edificio de la Bolsa de Cereales, frente al Estadio. En 1954, Pascualito Perez se midió con Shirai, en Buenos Aires;  y como Shirai era un campeón mundial, se preparó un ring debajo de la tribuna del propio Luna, donde con el tiempo quedó el gimnasio, sobre Lavalle. Shirai fue, entonces, quien inauguró lo que durante tantos años fue el gimnasio del Luna Park. (Fuente fotográfica: Guía Pugilística 1962).

1962-oprima-reducida

Una postal

postaldeLuna

Postal con la imagen del Estadio. El Luna comenzaba a convertirse en uno de los iconos de la ciudad. En esta imagen el stadium toma el aspecto que, con las reformas arquitectónicas de principios de la década de 1950, conservará hasta nuestros días.

1951-oprima aqui-reducida

Sobre hielo, la vida transcurre

1960-IndiceHoliday

Unas de las marcas del Luna han sido los espectáculos de patinaje sobre hielo. La construcción de una pista de este tipo fue uno de los anhelos de las autoridades del estadio; y a fines de los años `40 se lanzaron a hacerlo realidad.  Mundialmente conocido, Holiday On Ice festejaría su 40º aniversario en Buenos Aires, precisamente en el Luna Park. 

1989-oprima-reducida

Los primeros campeones del mundo fueron argentinos en el Luna

1950-basquetmundial

El continente europeo salía de la segunda guerra mundial, y en un congreso de la FIBA en 1948, el secretario general William Jones propuso organizar el primer Campeonato Mundial de Básquet en 1950. Dadas las consecuencias de la guerra, se decidió que el torneo se disputara en América, y el país elegido fue la Argentina, ya que contaba con un buen equipo que había tenido un papel aceptable en los Juegos de Londres ’48 y con el apoyo político necesario. Entre el 22 de octubre y el 3 de noviembre se disputaron en el estadio Luna Park, todos los partidos del campeonato mundial de basquet llamado “Libertador Gral. San Martín” (en conmemoración del centenario de su fallecimiento). En este mundo de posguerra, la selección nacional se coronó con el titulo máximo, venciendo en el partido final a los Estados Unidos, 64 a 50.

1950-oprima aqui-reducida

De puños… y letra

41resultados II

Los resultados de los combates eran registrados en cuadernos, con tinta o lápiz tal como vemos en imagen. Hoy son huellas ricas en datos históricos que nos dicen, entre otras cosas, que el clima era un factor insoslayable para los promotores del pugilismo. Así parece al menos sugerirlo la nota, en la parte inferior de la hoja, que señala al 11 de enero de 1941 como un día de “mucho calor”.

1941-oprima aqui reducido

La risa es cosa seria

1970-popov

 

El Luna Park ha sido también el foro donde se expresarían los circos más famosos del mundo, como el gran circo soviético. Los animales amaestrados expresaban una filosofía que buscaba dar cuenta de las relaciones entre los hombres y entre estos y el reino animal; métodos que seguían los estudios de Pávlov eran aplicados para que los osos condujeran motocicletas y “respetaran” semáforos.  Trapecistas y jinetes, pero uno de los personajes más queridos por el público que asistía al Circo de Moscú era el payaso “Popov”, con su humor grotesco y sofisticado a la vez.

1970-oprima-reducida