Todas las entradas por Diego Kehrig

DIEGO KEHRIG nació en Buenos Aires en 1968. Es dramaturgo, director, investigador teatral y librero. Ha estrenado Actriz Musical Cicatriz, Negro corazón (Ganadora del Primer Concurso de Obras de Teatro organizado por el Instituto Nacional del Teatro), Honoris causa, Sólo Barbis, F.E.A., Nosotras tres, Gurka y Asunto violeta. Lleva publicadas tres obras de teatro: Perros golpean teléfonos, La muerte no se parece a nadie, y Nadie escapa a Elizabeth Taylor. Su investigación Didascalias del Teatro Caminito ha sido declarada de interés cultural por el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y cuenta con los beneficios de la Ley de Mecenazgo. Con su publicación, inaugura el sello Diego Kehrig Editor en la primavera del 2013. Ha construido el Centro de Documentación Histórico Stadium Luna Park, y actualmente es el Encargado de la Librería Proa.

Triunfo en París de Monzón, 1974

IMG_4521
Diario Noticias, 1974

Crítica a Holiday on ice ’74

IMG_4523
Diario Noticias, 1974

Holiday on Ice con Asterix, 1974

IMG_4513

Anuario 1973

IMG_4327Año: 1973

Programación en Luna Park:
– Ballet Berioska
– Holiday on Ice ’73

Contexto histórico:
-Juan Domingo Perón asume su 3era. Presidencia
– Niní Marshall estrena “Y se nos fue redepente”
– Salvador Allende es derrocado en Chile
– Linda Blair protagoniza la película “El exorcista”
– Pedrito Rico se presenta en el Teatro Cómico de Buenos Aires

Cantos con verdad. Recital Mercedes Sosa y Horacio Guaraní, 1973

1-IMG_4254
Diario Noticias, 2 /12/1973

1-IMG_42551973

Nueva Sección

El Centro de Documentación Histórico Luna Park inaugura hoy una nueva sección en su sitio de consulta.

La extensa oferta Teatral de Buenos Aires ha sido siempre un sello indiscutible con el que ha contado nuestra ciudad. La programación ha recibido el reconocimiento de sus fieles espectadores, y de los más exigentes críticos y especialistas de la prensa. La industria del turismo se ha nutrido también de esa tarea noble e identitaria.

Pondremos a disposición de nuestros visitantes, los programas de mano, afiches, publicidades de la programación teatral más representativa de la Ciudad de Buenos Aires.

Este diálogo entre el Luna Park y las otras salas de espectáculos permitirá completar un cuadro de situación cultural, social y político sobre el gusto, la búsqueda, las expectativas y necesidades de los habitantes de nuestra Ciudad y sus visitantes.

Nuestras exhaustivas visitas al espléndido archivo físico de la Biblioteca de Argentores (Sociedad General de Autores de la Argentina) nos irá permitiendo compartir esta valiosa fotografía.

Estamos felices y agradecidos de expandir nuestro espacio de preservación y difusión de la industria del ocio y el entretenimiento argentino, porque sabemos de sus valores artísticos e históricos.

argentores-300x182

APORTE DE LA BIBLIOTECA GENERAL DEL CONGRESO

IMG_8992
Diario Clarín, 25 de marzo de 1984

Presentación de Daniel Viglietti en el Stadium Luna Park

1984

TITO LECTOURE en los registros de la Biblioteca Nacional de España

FullSizeRender IMG_7998

logoBNEnegativo
http://www.bne.es

Nueva Sección, Próximamente

IMG_1142 (1)BOLETÍN
Centro de Documentación Histórico Stadium Luna Park

Informe sobre las estadísticas del CENTRO DE DOCUMENTACIÓN HISTÓRICO STADIUM LUNA PARK durante el 2014

Informe sobre las estadísticas de este blog durante 2014

Aquí hay un extracto:

La sala de conciertos de la Ópera de Sydney contiene 2.700 personas. Este blog ha sido visto cerca de 47.000 veces en 2014. Si fuera un concierto en el Sydney Opera House, se se necesitarían alrededor de 17 presentaciones con entradas agotadas para que todos lo vean.

Haz click para ver el reporte completo.

Centro de Documentación Histórico Stadium Luna Park (Trailer 1)

El Centro de Documentación Histórico ha sido creado para concentrar, preservar y difundir la programación del Stadium Luna Park desde 1932, hasta nuestros días

la foto 1 (46)

El Centro de documentación histórico Stadium Luna Park lleva un carácter festivo, filantrópico y universal. La utilización de sus servicios y facilidades es gratuita

la foto 1 (47)

Personalidades destacadas

la foto 2 (19)

Nueva sección: Alfombra roja

Pepe Lectoure – Ismael Pace

la foto 3 (14)

Titanes en el ring, 1972

la foto 1 (16)
Martín Karadagián y la Momia

Tito Lectoure, 1978

la foto 3 (13)

Hugo Corro vs Ronnie Harris, 1978

la foto 1 (15)

Romeo Santos, el rey de la bachata – Karina, la princesita

IMG_9164

DISNEY ON ICE – LIZA MINNELLI – JOAQUÍN CORTÉS – BATMAN LIVE

la foto 2 (2)

HOLIDAY ON ICE – BALLET GEORGIANO DEL CAUCASO

la foto 5

HARLEM GLOBETROTTERS – HOLIDAY ON ICE

la foto 1 (3)

Maximiliano Guerra – Liza Minnelli

la foto 1

 

Corrientes esquina Bouchard (1932-2014)

IMG_7673

Declarado Monumento Histórico Nacional por el decreto 123/07 de la Secretaría de Cultura de la Nación Argentina

monumento historico

Durante los preparativos de “Avenida Brasil”

IMG_9286

LOS REDONDITOS DE RICOTA

IMG_5430“Voy a bailar el rock del rico Luna Park”

LA BESTIA POP
CARLOS EL INDIO SOLARI

CHICO NOVARRO

IMG_5432

La boca del subte bosteza mi andar
rumbo a la salida de la Diagonal.
Cuando el Obelisco le tira un mordisco
a una nube flaca que intenta pasar,
es un viejo Apolo que nunca despega
parado en la tarde de un sábado más.

Un sábado más, un sábado más,
sobre Buenos Aires, un sábado más.

Las siete clavadas, acusa el reloj,
y empieza el concierto de suelas en do.
Arranco la cinta del último atado
y un aire pesado me anuncia humedad,
mientras a mi lado desfila la gente
que asalta Corrientes un sábado más.

Un sábado más, un sábado más,
sobre Buenos Aires sábado más.

Y entre las bocinas de la procesión
gritan los canillas “Crónica” y “Razón”,
esquivando el pique de un auto lavado
la quinta de clavo quieren enganchar.

Total esta noche, minga de yirar,
si hoy pelea Locche en el Luna Park

UN SABADO MÁS

NACHA GUEVARA

IMG_6153

NACHA: He triunfado en el Estadio Luna Park.
CORO: Todo fue bien, hasta que empezó a boxear.

YO SOY LA NACHA
(ENRIQUE PINTI – NACHA GUEVARA – ALBERTO FAVERO)

“TRISTEZA DE CRONOPIO” POR JULIO CORTÁZAR

IMG_5649-001

A la salida del Luna Park un cronopio advierte que su reloj
atrasa, que se reloj atrasa, que su reloj.
Tristeza del cronopio frente a una multitud de famas que remonta
{Corrientes a las once y veinte
y él, objeto verde y húmedo, marcha a las once y cuarto.
Meditación del cronopio: “Es tarde, pero menos tarde para mí que
{para los famas,
para los famas es cinco minutos más tarde,
llegarán a sus casa más tarde,
se acostarán más tarde.
Yo tengo un reloj con menos vida, y menos casa y menos acostarme,
yo soy un cronopio desdichado y húmedo.”

Mientras toma café en el Richmond de Florida,
moja el cronopio una tostada con sus lágrimas naturales.

JULIO CORTÁZAR
“Historias de Cronopios y de Famas” (1962)
“Primera y aún incierta aparición de los cronopios, famas y
esperanzas. Fase Mitológica”
EDITORIAL SUDAMERICANA-PLANETA

JOAQUÍN SABINA

IMG_5427 “La rueca de Penélope en el Luna Park”

NOS SOBRAN LOS MOTIVOS

EN CONSTRUCCIÓN

luna-001

Estamos trabajando para agilizar nuestro sitio web, le rogamos sepan disculpar los inconvenientes que esto pueda ocasionarles.

CENTRO DE DOCUMENTACIÓN HISTÓRICO STADIUM LUNA PARK

Los números de 2013

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2013 de este blog.

Aquí hay un extracto:

La sala de conciertos de la Ópera de Sydney contiene 2.700 personas. Este blog ha sido visto cerca de 54.000 veces en 2013. Si fuera un concierto en el Sydney Opera House, se se necesitarían alrededor de 20 presentaciones con entradas agotadas para que todos lo vean.

Haz click para ver el reporte completo.

Presentación del libro “Didascalias del Teatro Caminito” de Diego Kehrig

lluvia 3

Sobre el plagio, JOSEFINA LUDMER (Suplemento Radar de Página/12, 27 de mayo de 2007)

No comparto la idea o el mito del autor como creador y la ficción legal de un propietario de ideas y/o palabras. Creo, por el contrario, que son las corporaciones y los medios los que se benefician con estas ideas y principios. El mito del plagio (”el mal” o “el delito” en el mundo literario) puede ser invertido: los sospechosos son precisamente los que apoyan la privatización del lenguaje. Las prácticas artísticas son sociales y las ideas no son originales sino virales: se unen con otras, cambian de forma y migran a otros territorios. La propiedad intelectual nos sustrae la memoria y somete la imaginación a la ley.
Antes del Iluminismo, la práctica del plagio era la práctica aceptable como difusión de ideas y escritos. Lo practicaron Shakespeare, Marlowe, Chaucer, De Quincey y muchos otros que forman parte de la tradición literaria.
El derecho de autor se desarrolló originariamente en Inglaterra en el siglo XVII, no para proteger autores sino para reducir la competencia entre editores. El objetivo era reservar para los editores, perpetuamente, el derecho exclusivo de imprimir ciertos libros. La justificación, por supuesto, era que el lenguaje en literatura llevaba la marca que el autor le había impuesto y que por lo tanto era propiedad privada. Con esta mitología florecieron los derechos de autor durante el capitalismo, y establecieron el derecho legal de privatizar cualquier producto cultural, ya sean palabras, imágenes o sonidos.
Como se ha dicho tantas veces, fue en los año ‘60 que Foucault, en primer lugar, y después Barthes y otros, mostraron que “la función autor” impedía la libre circulación y composición de ideas y conocimientos. Pero desde 1870 Lautréamont (como después Maiacovski durante la Revolución Rusa) defendió una poesía impersonal, escrita por todos, y sostuvo que el plagio era necesario. (Borges también lo hizo, y pensaba, a partir de Valéry, en lo que llamaba el espíritu creador de literatura.)
A partir de Lautréamont las vanguardias del siglo XX, Dadá y los surrealistas, rechazaron la originalidad y postularon una práctica de reciclado y rearmado: los ready-mades de Duchamp y los montages con recortes de diarios de Tristan Tzara. También rechazaron la idea del “arte” como esfera separada. Pero fueron los situacionistas los que llevaron estas ideas al campo teórico, defendiendo el uso de fragmentos ya escritos (o imágenes, o películas) como medio para producir otras (nuevas) obras. Estas prácticas también incluían obras colectivas, muchas veces sin firma. Recuerdo la revista Literal en los años ‘70, donde no existía firma de autor.
Desde entonces, y en esa tradición, creo que “el plagio” es simplemente un procedimiento para pensar y escribir.
Hoy se postula el uso de nombres diferentes (como es común en Internet), como táctica de enfrentamiento al mito del creador y propietario. En Italia el fenómeno de Luther Blissett tuvo este sentido: muchos escritores empezaron a usar este nombre como “firma” para enfrentar la máquina editorial y mediática. Después de su “suicidio” surgió el colectivo Wu Ming (anónimo, en chino), que escribe novelas rehusando todo tipo de escrituras y enfrentando la idea de “propietarios legales” de textos.
Hoy, a partir de “la revolución digital”, el argumento ya no es que el autor es una ficción y que la propiedad es un robo, sino que las leyes de propiedad intelectual deben ser reformuladas. La tendencia es explorar las posibilidades del significado en lo que ya existe, más que agregar información redundante. Estamos en la era de lo recombinante: en cuerpos, géneros sexuales, textos, y culturas.
Como el plagio conlleva una serie de connotaciones negativas los que exploran su uso lo han camuflado con otras palabras: ready-mades, collages, intertextos, apropiaciones. Todas estas prácticas son exploraciones en el plagio y se oponen a las doctrinas esencialistas del texto. Precisamente uno de los objetivos del plagio es restaurar la dinámica y fluidez del significado, apropiando y recombinando fragmentos de cultura. El significado de un texto deriva de sus relaciones con otros textos.
Creo que toda condena de plagio (toda condena de un escritor como “delincuente” literario) es un acto reaccionario. Y si pienso en una política propia de los que escribimos, la consigna central sería que todo libro editado, como los periódicos, sea digitalizado y puesto en Internet cuando aparece, para que pueda ser leído y usado por cualquiera que pueda acceder libremente.

Desde 1932, toda la programación del Stadium Luna Park

Nuestro banner en el sito del Luna

 

WWW.LUNAPARK.COM.AR