Termómetro de la popularidad

ElReloj-II

Los eslóganes del estadio siempre gustaron remarcar al Palacio como arena de las figuras más populares. En el campo deportivo ya, por ejemplo, desde los años `30, los combates del “Torito”, Justo Suarez. Pero también la presencia de personalidades de la música, como Troilo o Canaro. El caso de Gardel es aún más paradigmático, dado que su propio funeral adquiere connotaciones espectaculares frente a las multitudes que se agolpan en el local de Corrientes y Bouchard, al punto de impedir el paso de parte de los instrumentos de la orquesta que haría el homenaje al difunto. Es cierto que con el abandono del boxeo como actividad principal, se hace más claro que se trata de una empresa que interviene en la industria del espectáculo a través del negocio inmobiliario, alquilando la sala para tales eventos. Pero aun así, el Luna funciona también como un termómetro de la popularidad alcanzada por algunas personalidades: más cerca de nuestro tiempo (año 2000), el cuartetero Rodrigo, defendió su posición con 13 Luna Park (de tal modo titulaba la gran prensa). Así también ocurrió con algunos pioneros del Rock local, de los 70. Por ejemplo la banda El Reloj, que hacia 1976 había incrementado su popularidad con un trabajo más sinfónico, colma dos Luna Park, antes de separarse tan solo un año después.

1976-oprima-reducido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s