Hasta inaugurar el Luna Park

box sobre la tierra II

Hasta inaugurar el Luna Park de Corrientes y Bouchard, José Lectoure (boxeador amateur) e Ismael Pace (hijo del propietario de una Kermes), organizaron combates por diferentes clubes. Daniel Pericoli, amigo de los Lectoure, que luego se desempeñaría como dirigente del gimnasio del Luna,  contó que Pace y Lectoure decidieron poner un ring en el Dock Sud, “gracias a una mano que les dio don Alberto Barceló”, (La Nación 02/01/00) Era, este Barceló, un poderoso caudillo de Avellaneda, que arrancó como hombre del Partido Autonomista Nacional, y cuyo control político del distrito se valía del fraude.  Sobre la ubicación de aquel ring Pericoli tenía una memoria olfativa: “todavía hoy me acuerdo del olor a podrido que salía del Riachuelo”. Prosperaron: años más tarde, el primitivo Stadium pasó a formar parte de la oferta de espectáculos de la noche porteña, junto a una cantidad de “piringundines”, teatros, cafés, restaurantes y cabarets

1932-oprima reducido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s