Una atmósfera colosal

1939-colosal

“Luna Park siempre primero en la presentación de grandes espectáculos  decía la revista Stadium 1937. Más adelante, también nos comentaba que el Luna “fue el primero que trajo al país las estrellas del boxeo universal”. Sobre las jornadas de ciclismo de aquel año, el folleto insistía en que más de 500 periódicos de todo el mundo registraban día por día lo que pasaba en los Seis Días de Buenos Aires, dado que “esta prueba tiene una significación universal y su resultado interesa a todo el mundo. Otro folleto, de 1939, sentencia: “en el Luna Park se efectúan reuniones deportivas de resonancia mundial y se postula a ese año como el de los grandes encuentros de box”, ni hablar de las “grandes orquestas” llamadas a animar los carnavales, en un “enorme Stadium” que,  como a fines del 30, se lo convierte en “un gran estudio” para animar aquellas fiestas.  Tal vez, más allá del ingrediente de autobombo de marketing, este lenguaje de superlativos y cosmopolitismo, se comunique con una época (de entreguerras mundiales!!) marcada por la mundialización de ciertas relaciones sociales y por  la irrupción de una nueva multitud, perteneciente a los estratos medios y bajos de la sociedad, que empezaba a adquirir protagonismo, al tiempo que .se iba configurando la explotación económica, cultural y política en que aquellos fenómenos eran capitalizados.

1939-oprima aqui reducido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s