Atletas y promotores

1961-zanella

Ayer recordábamos la cantidad de personas que recibía el Stadium durante las temporadas de los Seis Días en Bicicleta. Tal congregación de público era un aliciente para que otras empresas invirtieran en propaganda de sus artículos; y esto permitía que al beneficio obtenido en concepto de entradas vendidas, se sumaran los beneficios por la publicidad. Un informe de 1962, realizado por los organizadores del evento, nos dice que entre los anunciantes “existe una clientela ya hecha durante muchos años, que se administra sola y que suele dejar un largo beneficio”. Para 1961 se había recaudado $ 600 mil de publicidad, que luego de pagar gastos de corredores, folletos, etc, dejaban $ 301 mil de ganancia neta. Es decir, un 50 % de esos ingresos eran beneficios puros. La participación de personalidades reconocidas era una motivación para que los hombres de negocio invirtieran más en este rubro. Al mismo tiempo que vamos encontrando una imagen a la que hoy estamos más acostumbrados: la figura del atleta como modelo publicitario. En efecto, “teniendo en cuenta la segura participación de algunas figuras excepcionales, la partida publicidad aumentará y por ende el beneficio que habrá de dejar”

1961-oprima-reducida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s