De Rústicos a profesionales

TAPA1963

Los Seis Días en Bicicleta se presentaron por vez primera en el Luna Park en 1936, como un cambio en la vida deportiva y cultural de Buenos Aires. La gran prensa anunciaba: quedan atrás “las carreras de 24 horas que tuvimos en otras épocas en nuestro país y en las de largo aliento sobre las carreteras y caminos de tierra”. Por ende hubo que “fabricar” corredores locales, dado que los criollos estaban acostumbrados a caminos más rústicos que los circuitos cerrados. Treinta años después, un corredor exportado a Canadá, Anselmo Zarlenga, comentaba “aquí soy un verdadero ciclista, dado que mi única ocupación es entrenarme y correr… Hay semanas que tenemos 3 o 4 competencias y con muy buenos premios”. Sin embargo, estas historias no se reducen a una mera cuestión de talento atlético. El pistard va a enumerar sus proezas a forma de curriculum para que el Director de los Seis Días, lo tenga en cuenta para la próxima competencia en Bs. As. porque “es muy duro acostumbrase al estilo de vida. Aquí [Toronto] son sajones y nosotros somos latinos, es todo muy distinto”. Por su parte, en los `60, los promotores buscaran expandir la competencia-espectáculo, con algún éxito en San Pablo, con fracaso en Uruguay y con situaciones como las de Lima: “las reuniones aquí fueron deportivamente buenas y económicamente regulares”.

1963-oprima-reducida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s