¿Cómo se divierte Buenos Aires?

1-elunaIII

Hace más de 40 años, Oscar Troncoso se preguntaba ¿cómo se divierte el hombre de Buenos Aires? Su trabajo además tenía la virtud de buscar respuestas en clave histórica: ¿se divierte de igual modo a principios de siglo XX o en el 30 o en el 50? Sin dejar de advertir que los estudios sobre estos temas han renovado métodos y preguntas, aquella no deja de tener su peso y la historia del Luna puede aportar: sus comienzos se enredan con la inmigración, con una ciudad masificada, con la explotación económica, cultural y política en que aquellos fenómenos son capitalizados. Domingo Pace –un comerciante italiano- fue quien, en la década del 10, llamó Luna Park a su parque de diversiones, que circulaba por los baldíos de la ciudad. En esos momentos, aparte de juegos como tiro al blanco, el Luna ofrecía espectáculos de teatro al aire libre. Recién a partir del 30, Luna Park será un Stadium en un ambiente en que el boxeo simboliza la modernidad, conformando una geografía del ocio junto con la radio, el cine y el teatro de revista. Entonces, decía un diario, “bastó un anuncio –Aquí se levantará el Luna Park- para que a toda la muchachada biabista se le hiciera agua la boca”. De allí en más, el Palacio de los Deportes permanecería en Bouchar y Corrientes, pero siempre tomando nota de los gustos y emociones acordes con la atmosfera de la época que le iba tocando habitar.

1932-oprima reducido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s