Una identidad, un sello

1956-canaro

Francisco Canaro fue una de las figuras que mejor conoció el escenario del Luna Park. Cantidades de veladas y carnavales fueron animadas por su orquesta. Sin embargo, la armonía que reinaba en sus melodías, al parecer, no tenía el mismo color en cuanto a la relación del maestro con sus músicos: hacia 1956, los propietarios del Stadium son llamados a declarar por los autos “Lázara, Normando [pianista] y otros c/ Canaro, Francisco”. Quedará para otro lugar conocer mejor aquellos conflictos; lo que ahora nos importa es notar que para el sentido común (incluido el del juzgado), el Luna es el productor de cada espectáculo que se presenta en Bouchard y Corrientes, y por eso sus propietarios son citados. No obstante, las autoridades del Palacio de los Deportes, se dirigen al Juez Nacional del Trabajo de la siguiente forma: “nos es imposible suministrarla [la información solicitada], por cuanto el maestro Canaro no ha sido contratado por esta empresa, sino que lo ha sido por empresarios ajenos a nosotros…” Es cierto que en los afiches y programas de mano, los bailes y carnavales son anunciados como “del Luna Park”. ¿Entonces? Quizá la cuestión esté en que estos hombres de negocio no solo habían levantado un estadio, un local para alquilar, sino que tal vez también fueron construyendo una identidad, un sello, un mito…

1956-oprima-reducida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s