El periplo de un estadio que se había hecho a piñas

1978-gim II

A fines de la década de 1980, el gimnasio del Luna (el Stadium contaba con su propia fábrica de campeones), iba cerrando sus puertas. ¿Acaso faltaban boxeadores? Por cierto que no. Hasta los últimos días, el gimnasio estuvo repleto. Hasta qué punto esto es así lo demuestran las fotografías y artículos que hacen referencia a hombres que “guanteaban” fuera de los rings porque estos estaban ocupados. La cuestión entonces debe pasar por otro lado: es que los espectáculos extra-boxísticos iban llenando el calendario Luna Park. Para 1988 solo cinco sábados en todo el año,  y algunas reuniones televisadas entresemana, serían dedicados al pugilato. Es el derrotero que seguía un estadio que se había hecho a piñas. 

1978-oprima-reducido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s