Concatenados

Firpooooo

Luego de la fiebre popular que desató el combate Dempsey-Firpo, disputado en el Polo Grounds de EE. UU. en 1923, el Estado levantó la prohibición que hasta entonces pesaba sobre el boxeo profesional en el distrito de la capital. Con esto también quedaba el campo abierto a los promotores y comerciantes del boxeo. Además se iba configurando una compleja red que incluía medios de comunicación, como la radio,  el trabajo editorial con distintas publicaciones y el de la publicidad. Así por ejemplo, Félix Espósito, un boxeador de importancia en el profesionalismo de entonces, que prestó su firma para el anuncio de  las Pildoras Beiz.  Eran unas pastillas contra la blenorragia y la propaganda salió en la primera Guia Pugilistica (1932), una revista leída, fundamentalmente, por hombres jóvenes.

1932-oprima reducido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s