Entre lo único y lo común

Rodeo II

En competencia con otras empresas dedicadas al patrocinio de espectáculos, el Luna Park solía presentarse ante el público como aquella que a través del esfuerzo procuraba traer a Buenos Aires funciones internacionales, pero inéditas en la Argentina.  Una mezcla de originalidad y transcripción, puesto que en ocasiones se trataba de espectáculos que gozaban de cierta popularidad en otras plazas del mundo,  pero que se verían por primera vez en Buenos Aires y solo en el Palacio de los Deportes.Uno de estos productos, a fines de la década de 1930, fue El Rodeo, un espectáculo que exhibía la destreza de jinetes; y que justamente intentaba ganar algún tipo de legitimidad sobre el público local, indicando que “en los Estados Unidos constituye uno de los éxitos más grandes”.

 1940

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s