La gran vidriera

1938-PROPAGANDA II

Aunque con una iconografía y un lenguaje en el clima de los años 30, este folleto tiene la virtud de lo explícito.  Ofrece a los empresarios que van a invertir en publicidad un lugar donde sus anuncios tendrían la máxima “pegada”, por así decirlo, o como dice el papel: “donde la propaganda, rinde más”. Se trata de conseguir que otros empresarios hagan publicidad en el Palacio de los Deportes. Para eso, incluso se esgrimirá la capacidad productiva en que la empresa Luna Park está organizada, la cual le permitiría realizar hasta 3 espectáculos por día (mañana, tarde y noche). Estos problemas aquí esbozados, pero que seguiremos revisando, son importantes para examinar la formación de un mercado de espectáculos e industrias culturales en Buenos Aires durante el siglo XX.

1938

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s