En el Luna se rompieron todos los esquemas…

1975-ballet

En 1975, por primera vez se presenta Ballet Clásico, con la bailarina soviética, Maia Plissetskaia, en el Palacio de Deportes “Luna Park”, convirtiéndolo en una atracción popular con entradas accesibles para todos (en imagen anuncio en La Nación 2/11/75). La organización fue responsabilidad de “DAEFA Espectáculos”; empresa que también elegiría las instalaciones del Luna para recibir al Circo de Moscú. En cuanto al Ballet, , la prensa dejó el registro de un estadio colmado, pero tal vez sean más sintomáticos, de la época que se vive, las conclusiones cuasi sociológicas anotadas por esa misma prensa: un estadio deportivo era asemejado al Teatro Colon (tomado como símbolo de una “alta cultura”), las mayorías mostraban pasión -comentaba Gente 13/11/75- no solo por Monzón y los Globetrotters, sino que eran capaces de emocionarse por el arte de una mujer cuyo nombre les era hasta difícil pronunciar. He aquí entonces uno de los problemas, polémicos por cierto, que expresa la historia del Luna, ¿qué es la cultura popular? ¿si existe algo llamado así, se define por oposición a otro tipo de cultura? ¿Quién y desde donde se define lo “popular”? Acaso el Luna Park se nos presente como un laboratorio para indagar estas cuestiones. Mientras tanto, allá por 1975, algunos sectores se maravillaban y dejaban atrás sus propios esquemas.

1975-oprima-reducido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s